Diputados debate la reducción de la jornada laboral

Erreius27/09/2023

La primera reunión convocó a la ministra de Trabajo y a representantes sindicales y empresariales

La comisión de Legislación del Trabajo de Diputados comenzó el debate sobre los proyectos que impulsan la reducción de la jornada laboral y así modificar la ley vigente desde 1929, que establece un límite de 48 horas semanales.

Del primer encuentro participaron y expusieron la ministra de Trabajo, Raquel 'Kelly' Olmos; representantes de la CGT; de las dos CTA (de los Trabajadores y Autónoma); de los empresarios agrupados en la UIA y abogados laboralistas.

La presidenta de la comisión, Vanesa Siley (FdT) explicó que se busca “modernizar y actualizar la legislación laboral”, que está cerca de cumplir 100 años.

Por el momento hay siete proyectos de reducción de la jornada laboral. Cinco corresponden al oficialismo -presentadas por Claudia Ormaechea, Hugo Yasky, Sergio Palazzo, Eduardo Valdés y Mónica Litza- y dos a legisladores de la oposición, el socialista Enrique Estévez y Nicolás del Caño del Frente de Izquierda.

“Hoy acaba de tener dictamen en la Cámara de Diputados de México y está próximo a pasar a recinto; en Chile se discutió en abril de 2023 y se convirtió en ley; en Colombia en el 2021 y se convirtió en ley; en Ecuador fue en el año 1983 que se redujo a 40 horas”, añadió Siley, al justificar por qué es necesario el debate.

También hizo hincapié en la prueba piloto que el Reino Unido realizó durante seis meses con 61 empresas para reducir la semana laboral a cuatro días.

El diputado Eduardo Valdés (FdT), autor de uno de los proyectos presentados, sostuvo que “veo que los países de mayor índice Gini son los que están reduciendo el horario laboral como Noruega, Alemania o Dinamarca”.

 

 

Cómo sería el debate

La ministra de Trabajo, Raquel Olmos, se manifestó a favor de la reducción de la jornada laboral y planteó que "la idea es acordar un texto de consenso que contemple proyectos presentados por legisladores de varios bloques que podrían confluir en una iniciativa para llevar de 48 a 40 ó 36 horas la jornada semanal, con lo que se busca mejorar la productividad y generar empleo".

También sostuvo que, de avanzar con la iniciativa, “debería hacerse de una manera escalonada” ya que no se puede implementar “de un día para otro” y que a partir de fijar ese máximo de horas “fortalezcamos la competencia de la negociación tripartita de cada convenio colectivo de trabajo para la mejor distribución de las horas máximas autorizadas a los efectos de que se adecue a lo que es cada actividad”.

La otra idea que manejan los impulsores de la iniciativa es que este avance no implique una reducción en el salario.

Es probable que haya una nueva reunión antes de las elecciones donde se podría fijar una agenda a los fines de elaborar el proyecto consensuado (al que sumarían propuestas de los distintos sectores).

 

Las posturas empresariales

Desde la UIA dejaron en claro su postura en contra. “Este debate no lleva 100 años, lleva mucho más. En la religión se dice que el hombre fue expulsado del paraíso y tuvo que trabajar. Entonces, nos preguntamos si el trabajo es un castigo o es aquello por lo cual hemos llegado a donde estamos”, expresó Julio Cordero, vicepresidente del departamento de Política Social de la cámara empresaria.

“La OIT hoy dice que el ser humano es el centro del trabajo, porque frente a las tecnologías no es seguro que haya que limitarlo al trabajo, probablemente haya que ponerle muchísima más dignidad, hacerlo mejor, generar un mejor clima en el lugar de trabajo, y eso no se logra necesariamente limitando la jornada, por ahí es al revés, porque la limitación de la jornada ¿cómo será?”, agregó el representante de la UIA.

“El límite dispuesto por la OIT es de 8 horas diarias o 48 horas semanales”, insistió.

Cuando concluyó, Siley lo corrigió: “En 1935 la OIT cambió su primer convenio de 48 horas y desde 1935 a la fecha determina 40 horas”. Cordero negó que así fuera y reitero que “el límite máximo es de 8 horas diarias y 48 horas semanales”. “Es el convenio 47, se googlea y se ve”, replicó la presidenta de la comisión.

 

Si sos suscriptor, te recomendamos seguir leyendo:

 

 

Parte de la oposición apoya el debate pero pide cambios a los proyectos

Desde Juntos por el Cambio, los diputados Martín Tetaz y Mónica Frade se mostraron favorables a discutir la cuestión, aunque plantearon reparos a los proyectos presentados.

“La modernización de la legislación laboral es necesaria –planteó Frade-. La ministra Olmos hizo un aporte racional al debate, habló de progresividad (en la puesta en marcha de la reducción de la carga horaria), algo que no veo en los proyectos que se debaten. Es necesario ir midiendo los resultados, no podemos lanzarnos a imponer una semana laboral de 36 horas en un contexto adverso y para un segmento cada vez menor, porque cada vez hay una mayor informalidad laboral, situación que no conmueve a los sindicatos ni al Congreso”.

Por su parte, el diputado Tetaz propuso incluir en la iniciativa “incentivos fiscales” para que las empresas pongan en marcha pruebas piloto con reducciones en la carga horaria de sus empleados.

 

También te puede interesar: