Vía dolorosa por la presentación de una rectificativa en menos

Errepar06/09/2023

Teresa Gómez analiza el fallo “Lanmed” resumiendo los hechos que motivaron la litis y la sentencia dictada por los magistrados

I - RESUMEN DE LOS HECHOS

La contribuyente presentó declaración jurada rectificativa Nº 1 del impuesto a las ganancias período fiscal 2019 al día siguiente de haber presentado la DDJJ original (28/5/2020). La AFIP rechazó dicha rectificativa y el contribuyente interpuso, el 17/6/2020, recurso de apelación contra las resoluciones fiscales, el cual, también, fue rechazado por el Organismo con fundamento en que “...la declaración jurada rectificativa … no responde a errores de cálculo o errores materiales cometidos en la declaración misma en los términos del artículo 13 de la ley 11683 (t.o. en 1998 y sus modificaciones) sino que -tal como lo reconoce la propia contribuyente- se deriva de haber omitido declarar (i) el mayor valor de las acciones que esta posee en Innovamed SA (sociedad controlada) valuadas a valor patrimonial proporcional y (ii) el resultado por tenencia de un fondo común”.

Agregando que “...tampoco resulta aplicable al caso de marras el segundo párrafo del comentado artículo 13 de la ley 11683 (t.o en 1998 y sus modificaciones), en tanto solo se cumple con uno de los dos requisitos para que la declaración jurada rectificativa reemplace a la original, esto es (i) que la declaración jurada rectificativa en menos se presente dentro de los 5 días hábiles de operado el vencimiento de la obligación y (ii) que la diferencia de dicha rectificación no excediera el 5% de la base imponible originalmente declarada ... si bien la recurrente cumpliría con el primero de los requisitos enumerados en el considerando anterior (la declaración jurada rectificativa fue presentada dentro del plazo de 5 días establecido en la norma); lo cierto es que -según obra en los actuados- al rectificar en menos la declaración jurada original presentada con fecha 27/5/2020, la rubrada modificó la materia imponible superando el parámetro del 5 % establecido en el artículo 13 de la ley 11683”.

Así las cosas, la empresa solicitó a la justicia medida cautelar de no innovar, con el objeto de que se ordene al Fisco Nacional, AFIP-DGI, que -hasta tanto se dicte pronunciamiento definitivo en estos autos- se abstenga de adoptar medidas sistémicas en la página web de la AFIP y/o de iniciar procedimientos y/o acciones administrativas y/o judiciales algunos originados y/o derivados de la ejecución de la resolución fiscal.

Destaca la contribuyente el error en el que incurrió la AFIP en la resolución 33/2021 (DIRCEN) respecto del periodo fiscal involucrado (2019 y no 2020 como indicaba la resolución AFIP), es más, su corrección fue concretada en una resolución fiscal posterior al traslado conferido en autos. Añade que la resolución 33/2021 incurre también en otro yerro al consignar que la fecha de la declaración rectificativa es el 27/6/2020, cuando la fecha correcta es el 28/5/2020 y que este error se replica en el artículo 2 de la parte resolutiva, de modo que no puede considerarse que este acto de AFIP ostente la presunción de legitimidad en los términos del artículo 12 de la LNPA. Estos yerros provocan la nulidad de la resolución que es manifiesta y evidente por no corresponder con los antecedentes del caso.

La magistrada de grado, el 17/5/2022, denegó la medida cautelar de no innovar, concluyendo que no se encuentra presente el requisito atinente a la verosimilitud del derecho invocado. En cuanto al peligro en la demora la sentenciante puso de relieve que la actora tampoco ha demostrado la afectación que podría derivar del ingreso del tributo sobre el giro de sus actividades ni que el mantenimiento de la situación vigente al momento de la interposición de la medida previa y anticipada, pueda convertir en ineficaz o de imposible cumplimiento a la eventual sentencia.

La empresa Lanmed apeló el rechazo de su pretensión cautelar ante la Alzada. Alegó que la sentencia apelada no tuvo en cuenta los antecedentes del caso “en donde el contribuyente se ve obligado a iniciar la presente demanda contenciosa por un simple error involuntario cometido en plena pandemia de covid 19 (nadie podía salir a la calle y menos para una cuestión de esta índole), el cual fue subsanado inmediatamente. Error respecto del cual la AFIP contaba con todos los elementos en su poder para analizar la situación planteada en el marco del debido proceso bajo los principios constitucionales de razonabilidad y de legalidad, lo cual no sucedió”. Recalca que su situación se ve agravada como consecuencia del inicio de la ejecución fiscal.

En su memorial solicita que se revoque la sentencia y que se admita la medida cautelar de no innovar peticionada, ordenando la suspensión del juicio de ejecución fiscal denunciado (art. 92, ley 11683) y la traba de medidas cautelares de todo tipo, incluso sistémicas, hasta tanto se dicte el pronunciamiento definitivo y firme en estos actuados (discutidos en el recurso del art. 23 de la ley 19549).

Por su parte, el Fisco Nacional contestó el traslado del memorial, solicitando que se confirme la resolución apelada.

 

 

Y además:

II - SINOPSIS DE LOS FUNDAMENTOS DE LOS CAMARISTAS

III - DOCTRINA JURISPRUDENCIAL

IV - SENTENCIA

V - NORMATIVA DISCUTIDA EN AUTOS

VI - A MODO DE CONCLUSIÓN

 

Este artículo forma parte de la publicación “Doctrina Penal Tributaria y Económica”, exclusivo para suscriptores de Errepar.

Si contas con la suscripción, hace clic acá para seguir leyendo

Si todavía no te suscribiste, mira todo lo que tenemos para vos haciendo clic acá

 

 

También te puede interesar: