Tratamiento impositivo de las criptomonedas y criptoactivos

Errepar06/12/2022

Bernardo Arias expone los conceptos básicos vinculados a la actividad y luego profundiza en las cuestiones tributarias

¿Qué son conceptualmente las criptomonedas, las criptodivisas y los criptoactivos?

Las criptomonedas, las criptodivisas (del inglés cryptocurrency) y los criptoactivos son medios digitales de intercambio que utilizan criptografía fuerte (blockchain) para asegurar las transacciones, controlar la creación de unidades adicionales y verificar la transferencia de activos usando tecnologías de registro distribuido. Es decir, se trata de activos digitales, con valor de intercambio, donde la seguridad de la titularidad, de su autenticidad y toda la operatoria se respalda en criptografía digital, algoritmos complejos digitales, que se efectúa entre nodos que se encadenan entre sí, en forma simultánea en distintos ordenadores. La diferencia entre las diversas criptomonedas, en parte, se encuentra en sus algoritmos de consenso. Esta diferencia consiste en la forma en que la red trabaja para llegar a un único resultado que agrada a la mayoría de sus nodos a la hora de validar las transacciones.

La criptografía digital (blockchain) requiere de una alta necesidad de procesamiento digital o informático sobre diversas funciones, a efectos de efectuar esta tarea se utiliza tanto la capacidad de procesamiento propia como la que se encuentre a disposición a través de la conexión de equipos confeccionados con procesadores a este fin; el lugar físico donde se hallan estos equipos de procesamiento digital se denomina granjas mineras y a la actividad de procesar digitalmente esta tecnología se la denomina “minar”. Dicha actividad suele ser abonada con criptomonedas. El minado de criptomonedas es en sí una actividad. Minar es el proceso de invertir capacidad computacional para procesar transacciones, garantizar la seguridad de la red y conseguir que todos los participantes estén sincronizados. Los mineros son quienes ejecutan los nodos de una red cripto y son parte fundamental del funcionamiento y la integridad de la red de cada criptomoneda.

El intercambio de criptoactivos o de monedas digitales puede realizarse en plataformas especiales denominadas exchange o por medio de billeteras digitales. Los exchanges o plataformas de exchanges son sitios o plataformas digitales de intercambio de compra o venta de criptomonedas, criptodivisas o criptoactivos. Pueden ser nacionales o encontrarse radicadas en otros países, por ejemplo: Binance, Kraken, Binfinex, Buenbit, Duollar son bases digitales del exterior y del país. Estas plataformas cobran una comisión por el servicio de compra y venta de criptoactivos, como también por atesorar criptoactivos en sus cuentas digitales.

Otra manera de operar en el criptomercado es realizar operaciones de compra y venta por medio de wallets o billeteras electrónicas, estas son cuentas digitales que se usan para almacenar, enviar y recibir criptomonedas. Las billeteras electrónicas son personales, sin necesidad de plataforma, sin registro de lugar y no necesariamente poseen identificaciones personales, sino solo medios digitales de seguridad.

Las operaciones de compraventa de criptomonedas o criptoactivos pueden realizarse a través de plataformas exchange o por medio de una billetera virtual a otra billetera virtual, este tipo de operaciones se denomina P2P: de par a par (peer to peer). Implica una operación de intercambio de criptoactivos, sin que medie la acción de un tercero. Este modelo de red aplicado a los negocios permite la comercialización directa de productos y servicios, y se caracteriza por la falta de necesidad de identificación entre las personas involucradas.

La otra actividad vinculada al mundo cripto es la tokenización de activos digitales. La tokenización de activos es un proceso mediante el cual el valor de un activo del mundo real, tangible o intangible, se digitaliza y se convierte en un token bajo representación en una blockchain. Lo cual implica pasar a valor digital la titularidad de un determinado bien, para comercializarlo de manera informática, por ejemplo: si deseo comprar una obra de arte, podría comprarla o, si fue tokenizada, podría comprar el activo digital que implica poseer su titularidad, o un porcentaje de dicha obra, y comercializar ese porcentaje o una fracción, donde la tecnología blockchain da respaldo a la autenticidad de mi activo digital y, por lo tanto, a mi titularidad como propietario del bien, así como también brinda la posibilidad de disponer efectivamente de este o transferirlo. Esta modalidad digital incorpora una novedosa herramienta de comercialización y de financiamiento de cualquier tipo de activo, tanto real como intangible, público o privado.

Descriptos los conceptos básicos vinculados con la actividad de los criptoactivos, procederemos a analizar el tratamiento impositivo de las distintas rentas y modalidades que derivan de las actividades vinculadas al universo criptodigital, considerando en ello el comercio, minado, tenencia y servicios relacionados con los criptoactivos.

Las principales fuentes de rentas de las criptomonedas o criptoactivos son:

  1. Las ganancias provenientes de la compra y venta de criptomonedas o criptoactivos.
  2. Las ganancias derivadas de poseer en una billetera virtual o un exchange criptomonedas que generan intereses.
  3. Las ganancias generadas por diferencias de cotización o de valuación de la tenencia de criptomonedas.
  4. Las ganancias por minar criptoactivos a través de una granja minera.
  5. Las ganancias por brindar servicios de tokenización de activos.
  6. Las ganancias por brindar el servicio de plataformas de exchange.

Si sos suscriptor del producto “Criptoactivos con Marcos Zocaro” accedé al texto completo de la nota haciendo clic acá.

Si todavía no sos suscriptor, accedé sin cargo al texto completo de la nota haciendo clic acá.