¿Qué tratamiento tienen las cauciones bursátiles en el ajuste por inflación impositivo?

Errepar07/12/2022

Richard Amaro Gómez analiza el tratamiento en el ajuste por inflación en los diferentes aspectos sobre este tipo de inversiones a corto plazo

 

 En relación a las cauciones bursátiles podemos decir primeramente que constituyen un contrato entendiendo por tal, según el art. 957 del Código Civil y Comercial de la Nación, “el acto jurídico mediante el cual dos o más partes manifiestan su consentimiento para crear, regular, modificar, transferir o extinguir relaciones jurídicas patrimoniales”.


Siguiendo al Código Civil y Comercial de la Nación, el mutuo es una especie contractual particular donde “(…) el mutuante se compromete a entregar al mutuario en propiedad, una determinada cantidad de cosas fungibles, y éste se obliga a devolver igual cantidad de cosas de la misma calidad y especie” – art. 1525. 

En definitiva, estamos frente a un contrato de préstamos de fondos, donde tenemos un deudor (quién tiene la obligación de devolver – capital más interés) y un acreedor (quién tiene el derecho a exigir la devolución de los prestado más sus intereses).
En este marco, a las cauciones bursátiles se las puede definir como operaciones de préstamos a corto plazo, donde aparece el mercado de valores como garantizador del mismo. Básicamente, en este contrato tenemos: 

 

1)    El colocador: que es el acreedor dado que es quién presta los fondos. 
2)    El tomador: es el deudor al tomar los fondos, pero entregando como garantía del cumplimiento del préstamo títulos valores en el Mercado de Valores.

Al finalizar la caución, el colocador recibe el capital más los intereses, mientras que el tomador obtiene nuevamente sus títulos valores. 


En lo que respecta al ajuste por inflación impositivo las cauciones al tratarse de préstamos a corto plazo que devengan intereses tendrían el tratamiento de un activo financiero de renta fija. Siendo ello así, en el cuadro a continuación resumimos su tratamiento: 

 

 

Nota: el dinámico positivo se genera siempre que se adquieran durante el ejercicio y se mantengan al cierre.