Apertura de concurso preventivo en sociedad integrante de grupo económico

Errepar19/09/2023

Fundamentos de la admisión de apertura del concurso preventivo de una sociedad disuelta y con ausencia de actividad integrante de un grupo económico

Se revoca la resolución que rechazó la presentación en concurso preventivo de una sociedad, con sustento en tratarse de una entidad disuelta y con ausencia de actividad, al señalarse que la recurrente integraba un grupo que -en su caso- podría transmitirle la potencialidad que, al menos en algunos supuestos, la situación grupal genera para quienes se hallan en ella inmersa. Además, que la sociedad se encontrase incursa en una causal de disolución no impedía la apertura concursal, sin perjuicio de las responsabilidades que se deriven para quienes continúen operándola sin remontar tal causal.                                        

Fundamentos de la sentencia

Requisitos de admisibilidad para apertura de concurso preventivo

El fallo menciona que “en tanto remedio previsto en la ley para superar la insolvencia, el concurso preventivo halla la plenitud de su finalidad cuando él sirve de medio para evitar el cese de actividades empresarias. No obstante, la ley no ha exigido que quien se presenta requiriendo su concurso acredite tener ese tipo de actividad como recaudo de su apertura. No parece –al menos en principio- que estos aspectos sean susceptibles de evaluación por el juez en oportunidad de decidir si abre o deniega la apertura concursal de un sujeto”.                                                      

Concurso preventivo en grupo económico

Por su parte se establece que “el art. 13 de la Ley de Concursos y Quiebras indica que las posibilidades de rechazar la apertura del concurso se acotan a las causales que allí se mencionan. Ese principio es especialmente importante en el caso del grupo, toda vez que admitir que el concurso sólo sirva para reestructurar pasivos sin quebrar en exclusivo beneficio de sus socios y administradores -al liberarlos de las responsabilidades inherentes a la quiebra o a su extensión-, podría tener un contenido adicional cuando esa situación grupal se verifica. Y decir que el juez debe en estos casos abrir el concurso sin ingresar en cuestiones de fondo, no significa, claro está, restar al magistrado las facultades que le asisten como director del proceso, que deberá ejercer aquí con el mayor de los rigores”.

 

Fallo completo

 

 

Tambien te puede interesar: 

Una quiebra ¿tributa el impuesto a las ganancias?